Bacchu Ber: La Danza Milenaria de Briançon

La transmisión de generación en generación de ritos, costumbres, doctrinas e historias populares, lo que conocemos por tradición, ha conseguido que lleguen hasta nosotros manifestaciones culturales que se pierden en la noche de los tiempos. Muchas de ellas surgieron cuando ya habían hecho su aparición las primeras fuentes escritas, que permitieron inagurar los periodos históricos, la Historia como tal. Otras, por contra, lo hicieron en épocas casi inmediatamente precedentes, durante la llamada Protohistoria. Bal cubèrt podría ser una de ellas.

Bacchu Ber
                 Hautes Alpes

Hautes Alpes, o Altos Alpes, en lengua Occitana, Auts Aups, es una departamento francés de montaña situado entre la Provenza y los Alpes del Norte, cuya riqueza paisajística comprende desde los bosques y pastos en altura hasta los valles y elevadas cumbres y glaciares, surcadas por gargantas a lo largo de un vasto territorio sembrado de acogedoras ciudades y típicos pueblos en los que las tradiciones, pastoriles, sobre todo, se mantienen muy vivas. En los Altos Alpes destaca muy especialmente la localidad de Briançon, la segunda en importancia por su número de habitantes, y también la segunda ciudad más alta de Europa, a 1.326 metros sobre el nivel del mar, sólo superada por Davos, en Suiza, que luce a 1.560 metros.

Las primeras crónicas de la ciudad datan del siglo VIII d.C. Briançon era un enclave militar estratégico, rodeado por siete fortalezas que se erigían a los pies de los Alpes, comunicadas entre si mediante galerías subterráneas, lo que la hacía inexpugnable. De hecho, consiguió conservar su independencia durante cinco siglos, hasta que en el año 1349, cuando la epidemia de Peste Negra asolaba gran parte del continente, quedó oficialmente anexionada a los territorios de Francia.

El lugar de interés histórico más importante de la ciudad es una fortificación más, la Ciudadela Antigua. La ciudadela está rodeada de estrechas calles acogedoras, paseándose por las cuales uno puede ver una multitud de edificios hermosos, casas singulares e iglesias.

Lo que hace tan especial a Briançon es la forma en que aúna Arte e Historia, que le ha valido el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad otorgado por la Unesco en 2008. Tanto el recinto de la ciudad como muchas de sus edificaciones ostentan la catalogación de monumento histórico: los Fuertes Des Salettes, Trois Têtes, y Randouillet; el puente Asfeld, que salva dos ríos de montaña, Guisane y Durance. Construido en 1722, presenta un arco de 56 metros de altura, la longitud de su ojo es de 40 metros. El puente es un prodigio arquitectónico y uno de los principales lugares de interés de la ciudad. Briançon fue fortificada por Sébastien Le Prestre (Vauban) (1633–1707), una tarea que sus sucesores prolongaron hasta inicios del siglo XX.

Bacchu Ber
          Briançon

El Fuerte del Castillo y los fuertes anteriormente mencionados dominan la ciudad alta, o Ciudadela Vauban, en pleno centro de Briançon. Cuando atravesamos la Puerta de Pignerol nos sumergimos en la ciudad vieja, en la que los testimonios de su pasado se hacen patentes, la Iglesia de los Cordeleros, del siglo XIV, la Colegiata de Notre Dame, del XVIII, la Plaza de Armas, fuentes, relojes de sol y numerosas casas antiguas a lo largo de empinadas calles, cuyas fachadas de colores recuerdan a las de la Provenza.

Bacchu Ber
                               Briançon
Bacchu Ber
                         Puente Alfeld
Bacchu Ber
                                            Fortificación de Vauban en Briançon

Pero el patrimonio cultural de Briançon no sólo se nutre de arquitectura. En el barrio de Pont de Cervières, cada 16 de Agosto, dia de San Roque, su patrón, se lleva a cabo el Bacchu Ber, un baile tradicional de espadas, único en Francia, que ha perdurado a lo largo de los siglos, y cuyas primeras crónicas manuscritas se remontan a 1730.

Su origen es de lo más impreciso, quizás evoque danzas celtas, o galas, asi como su etimología, que podría provenir de la expresión occitana bal cubèrt, baile cubierto o a cubierto. En la época de la plaga bubónica, la peste, se imploraba a San Roque, que al parecer, según algunos autores, fue elegido por los supervivientes de la epidemia como patrón y protector del barrio, aunque no hay constancia de la relación entre el santo y la danza.

Bacchu Ber
                        Ensayando Bacchu Ber. Fotografía de Alexis Legrand (1877)

De acuerdo con la tradición, San Roque nació en Montpellier, Francia, en 1295. Tras su peregrinación a Roma, recorrió Italia ayudando a los enfermos de peste en su curación. Su devoción se extendió muy rápidamente a partir del siglo XV, sobre todo a tierras germanas y holandesas. En 1477, a raíz de un nuevo brote de la enfermedad, se fundó en Venecia una cofradía que bajo su nombre, se dedicó al hospedaje de tales enfermos, y que fue conocida como Confraternità o Scuole di San Rocco. Dicha agrupación fomentó la devoción al santo construyendo capillas y más centros de acogida por toda Italia.

Bacchu Ber
                      San Roque

Considerado santo protector ante la peste y toda clase de epidemias, en muchos pueblos se solicitaba su intervención, que era reconocida cuando las mismas desaparecían, y así se le nombraba protector de la localidad. Protector, también, de peregrinos, enfermeros, cirujanos, y de cánidos, en cuya compañia siempre se le representaba. La coreografía del Bacchu Ber es ejecutada por nueve varones ataviados de blanco, que lucen fajín rojo, zapatos negros y un pequeño lazo, de color negro, también, alrededor del cuello. Bailan formando un círculo, al tiempo que se saludan y describen formas geométricas con sus espadas.

Cada uno de los bailarines sostiene su espada al tiempo que coge por su extremo la de otro. Se mueven rítmicamente y al unísono, en series de tres pasos cada una, mientras unos levantan sus espadas, el resto pasa por debajo, describiendo combinaciones de diferentes formas geométricas, como son, tres triángulos y una estrella, dos rectángulos, un triángulo y una estrella.

Bacchu Ber
                                          Danza de las espadas I

La composición inicial, denominada lève, la ejecuta un grupo de bailarines que, formando un círculo en cuyo centro se encuentra un compañero, disponen sus espadas alrededor de su cuello, mientras se arrodillan y se levantan, varias veces, todos a una.

Bacchu Ber
                                            Danza de las espadas II

Bacchu Ber se baila dos veces sobre un escenario de madera, cada danza dura unos veinte minutos. La primera de ellas tiene lugar en la zona alta del barrio, en la Plaza de la Iglesia, donde se ubican las Iglesias de San Roque y de San Marcelo. Para la segunda, se trasladan calle abajo hasta la Plaza Jean Jaurès donde vuelve a ser ejecutada. Hubo un tiempo en que Bacchu Ber se bailaba tres veces.

La danza se acompaña de un canto llamada dratanla, una especie de cantinela, más bien, a cargo de diez mujeres ataviadas con el traje típico, que se compone de un gorro blanco atado a la barbilla, un corpiño sobre el que visten un mantón, falda de color antracita decorada con dibujos provenzales y un delantal que, a su vez, sujeta el mantón al atarse por delante. Normalmente cantan sentadas en un banco, a veces, de pie.

Bacchu Ber
                                  Partitura de Dratanla. Raphael Blanchard (1895)

Bacchu Ber mp3 by Malicorne

En 1935 se fundó la Sociedad de Admiradores del Bacchu Ber, que se encarga de su organización. Durante las dos guerras mundiales no se bailó el Bacchu Ber, y en 2003, fecha en la que se celebró su aniversario, y dada una ocasión tan especial, la danza fue ejecutada por dieciocho bailarines en dos círculos, en vez de los nueve habituales.

Bacchu Ber
                                  Danzando en círculo

Y así, como cada 16 de Agosto, Bacchu Ber se sigue escenificando en las calles de Briançon, cuyas murallas, testigos silentes, auténticos convidados de piedra, protegen la ciudad y su tradición.

 

Galería de imágenes y recursos web:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA