Los Hijos de las Flores de Shanidar

Hijos de las Flores de Shanidar
                                                            Cueva de Shanidar

Hace poco más de veinticuatro horas que se ha publicado una noticia en Phys.org y Archaeology.org, que a continuación os traduzco, sobre unas excavaciones que se iniciaron en la Cueva de Shanidar, en Iraq, en los años 50 y que han sido retomadas en la actualidad.

Unos trabajos que en aquélla época intentaron poner en relación la presencia de acúmulos de polen en su suelo con los ritos funerarios practicados por Neandertal hace 60.000 años, dirigidos por la especialista francesa Josette Leroi-Gourhan.

Pese a su insigne apellido, no he podido encontrar información alguna sobre esta señora. Gracias a Javier López y a Adrián Álvarez Vena, que me han informado al respecto, por ellos he sabido que se trata de Arlette Leroi-Gourhan, la esposa de André Leroi-Gourhan, tal y como esta referencia bibliográfica nos muestra:
Leroi-Gourhan, Arl., 1961a. Analyse pollinique de la grotte de Shanidar, INQUA, VIth Congress, p. 141-143 Leroi-Gourhan, Arl., 1968b. Le Néanderthalien IV de Shanidar, Bulletin de la Société Préhistorique Française, t. 65, fasc. 3, p. 79-83.

Josette podría ser, bien un apodo, bien un error tipográfico en el artículo original.

En el mismo, en absoluto se hace mención del antropólogo Ralph Solecki, del equipo de la Universidad de Columbia y de los ayudantes kurdos que, según la página oficial del Museo Smithsonian, excavaron los huesos fosilizados de los esqueletos correspondientes a ocho adultos y a dos niños, enterramientos que presentaban una cronología entre 65.000 y 35.000 años.

De igual manera, en la reseña que Smithsonian dedicó a esta cuestión en 2010 tampoco se hace referencia a Josette Leroi-Gourhan. Desconozco el motivo de tales omisiones. Pese a todo ello, dado que en lo fundamental el contenido es idéntico, he considerado interesante dedicarle este artículo.     

Hijos de las Flores de Shanidar
                                                     Río Gran Zab

La Cueva de Shanidar [de la voz kurda Şaneder, o Zewî Çemî Şaneder] es un yacimiento arqueológico localizado en el Monte Bradost, en el Kurdistán Iraquí. Se integra en la cadena de los Montes Zagros, en la provincia de Arbil, junto al Valle del Río Gran Zab.

Wind and Insect Patterns Dispel Myth of 'Finer Feelings' in Neanderthal Burial Rituals
Los Patrones de Comportamiento de los Insectos y del Viento Desvanecen la Creencia en Pensamientos Elevados en los Enterramientos Rituales Neandertales

Traducción: A.

Shanidar
                                         Enterramiento al abrigo de la Cueva

Una investigación llevada a cabo por académicos de la Universidad John Moores de Liverpool (LJMU) podría desvanecer creencias como que los Neandertales hubiesen enterrado a sus difuntos con flores hace 60.000 años.

Se pensó en un principio que parte de los esqueletos Neandertales hallados en la Cueva de Shanidar, en Iraq, habían sido enterrados intencionalmente, y que la gran analista francesa de pólenes Josette Leroi-Gourhan descubriera acúmulos de polen en el relleno de fosa de uno de los esqueletos, dio forma a la historia de ‘Los Hijos de las Flores de Shanidar’.

El polen procedía de plantas silvestres conocidas por sus efectos medicinales, y ella creyó que los Neandertales habían enterrado flores con el cuerpo de uno de los miembros del grupo.

En una época en la que a los Neandertales no se les presuponía sentimientos humanos, los hallazgos de Leroi-Gourhan alteraron sobremanera la idea que de ellos, nuestros parientes cercanos, se tenía. Posteriormente, esos hallazgos fueron ampliamente discutidos, pero desde los años 50 nadie ha podido regresar a la cueva para comprobar esta historia tan controvertida, hasta ahora.

Marta Fiacconi y el Dr. Chris Hunt, de la Escuela de Ciencias Naturales y Psicología de LJMU, pudieron poner en marcha trabajos de campo en Shanidar, subvencionados por Leverhulme Trust, con el apoyo de la Oficina de Antigüedades del Gobierno Regional Kurdo. El proyecto está dirigido por Graeme Barker, de la Universidad de Cambridge. Su primera tarea consistió en la toma de muestras del polen depositado en los estratos superficiales de la cueva.

Los resultados muestran que el polen se acumula a día de hoy en la cueva por la acción combinada del viento y de la actividad de los insectos. Los acúmulos de polen similares a los hallados por  Leroi-Gourhan están presentes y son, con toda probabilidad, el resultado de la actividad de las abejas. Los escépticos posiblemente tuvieran razón: causas naturales explicarían los descubrimientos de Leroi-Gourhan, por lo que los acúmulos de polen no pueden ser tomados como prueba de sentimientos elevados en Neandertales.

Hijos de las Flores de Shanidar
                                    Marta Fiacconi

Como Marta Fiacconi explica, “las plantas macho producen el polen para la reproducción, que es dispersado por el viento y los animales para llegar hasta las plantas hembra. La mayor parte de los granos de polen no lo consigue y se se acumula en el suelo. Algunos quedan enterrados y pueden perdurar miles de años. Cada tipo es diferente y podemos reconocerlos con microscopía electrónica. Al analizar el polen contenido en las capas sedimentarias de una cueva es posible, por tanto, reconstruir la vegetación primigenia y, a partir de la misma, el clima de una zona en concreto. El estudio del polen en la actualidad nos permite comprender los mecanismos que actuaban en el pasado y viajar en el tiempo para imaginar cómo el paisaje y el entorno eran entonces, lo que resulta vital para entender la forma de vida de los primeros pobladores”.

Hijos de las Flores de Shanidar
                                                Dr. Chris Hunt

El Dr. Chris Hunt ha comentado al respecto: “Podría parecer el fin de una historia de amor, pero desde los trabajos de Leroi-Gourhan los investigadores han aprendido mucho más sobre los Neandertales.

Sabemos que nuestros ancestros hibridaron con Neandertales, pues su ADN está presente en el genoma del humano moderno. Los arqueólogos han descubierto que algunos de ellos parecen haber usado ornamentos personales, una especie de bisutería prehistórica. Estamos excavando en Shanidar con nuestros colegas de la Oficina de Antigüedades del Kurdistan lo que llevamos de otoño, y el proyecto dará a conocer los nuevos hallazgos una vez que el trabajo científico haya sido completado. ¡Ésto aún no ha terminado!”.

Hijos de las Flores de Shanidar
                                                                      Inhumación

Webgrafía y galería de imágenes:

Wind and insect patterns dispel myth of 'finer feelings' in Neanderthal burial rituals

Did Neanderthals Bury Their Dead With Flowers?
The Skeletons of Shanidar Cave

The Skeletons of Shanidar Cave

English Wikipedia

storiasoppressa.over-blog.it

static.panoramio.com
http://static.panoramio.com/photos/medium/53728976.jpg

http://thumbs.media.smithsonianmag.com//filer/neanderthal-burial-scene-Shanidar-cave-520.jpg__220x130_q85_crop_upscale.jpg

Marta Fiacconi

Dr.Chris Hunt

http://historiosophy.ru/images/photos/medium/shop8031-1.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA