Los que Observan las Estrellas: La Astronomía en la Antigua Babilonia

Astronomía en Babilonia
      Alegoría de la Geometría

“El Universo está escrito en lenguaje matemático, y las letras son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin las cuales es humanamente imposible entender una sola palabra” (Il Saggiatore, 1623: “El Ensayista”)

Galileo Galilei, astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico italiano (1564-1642)

 

Geometría (del latín geometrĭa, éste del griego γεωμετρία de γῆ gue, ‘tierra’, y μετρία metría, ‘medida’), rama de la Matemática que se ocupa del estudio de las propiedades de las figuras en el plano o el espacio, incluyendo: puntos, rectas, planos, politopos. Los politopos incluyen paralelas, perpendiculares, curvas, superficies, polígonos, poliedros…

Bautizado como el dios romano del mismo nombre, Júpiter, el quinto planeta de nuestro Sistema Solar, el de mayor tamaño después del Sol y el más brillante de todos, dependiendo de la fase en que se encuentre, tenía encandilados a los sabios de Babilonia. Observaron el cielo con ahínco, y desarrollaron un modelo matemático que se presumía desconocido hasta el siglo XIV d.C. y con el que poder describir su movimiento, basándose en parámetros de tiempo y de velocidad. Con qué razón u objetivo parece ser que se desconoce. Es claro que las civilizaciones que nos precedieron manejaban unos conocimientos avanzadísimos para la época, que la nuestra no emplearía hasta bastantes siglos después. En el artículo de hoy, una versión de la BBC, sintetizada respecto de la original, aparecida en Science, su descubridor nos desglosa lo fundamental de su investigación. 

La revista Science ha publicado un nuevo estudio que demuestra que los antiguos babilonios ya empleaban cálculos geométricos para seguir la órbita de Júpiter en el cielo nocturno, adelantando en casi dos milenios el uso de unos procedimientos que se pensaba habían surgido no antes del siglo XIV.

Su autor, el Profesor Mathieu Ossendrijver, de la Universidad de Humboldt, en Alemania, ha comentado: “No me lo esperaba. Es del todo fundamental para la Física y para todas las ramas de la Ciencia emplear este método.”

Los que observan las estrellas

“Para mejorar nuestro conocimiento debemos aprender menos y contemplar más”

René Descartes, matemático y filósofo francés (1596-1650)

Los antiguos babilonios vivieron en la zona que en la actualidad ocupan Iraq y Siria, una civilización que emergió durante el II Milenio, hacia el año 1800 antes de nuestra era.

Las tablillas de arcilla que grabaron con su sistema de escritura cuneiforme muestran cuan avanzados estaban en materia astronómica.

Astronomía en Babilonia
Gráfica que relaciona Tiempo y Velocidad en el desplazamiento de Júpiter

Tal y como Ossendrijver ha comunicado al Departamento de Ciencia de la BBC, “Hacían informes de lo que veían en el cielo, y siguieron haciéndolo durante mucho tiempo, durante siglos”.

Este estudio demuestra que iban por delante en Matemáticas, también. Y es que se creía que la Geometría compleja había sido empleada, por primera vez, por eruditos de las Universidades de Oxford y de París, en época medieval, quienes se valieron de líneas curvas para calcular la posición y la velocidad de los objetos en movimiento.

Es ahora cuando los científicos están convencidos de que los babilonios desarrollaron esta técnica hacia el 350 a.C., empleando formas trapezoidales para seguir la órbita de Júpiter.

Astronomía en Babilonia
             Tablilla cuneiforme babilonia, fotografía de Mathieu Ossendrijver

Ossendrijver examinó cinco tablillas babilonias procedentes de unas excavaciones realizadas en el siglo XIX, que se conservan en los archivos del Museo Británico.

Las inscripciones revelan que usaban formas geométricas de cuatro lados, trapezoidales, para calcular cuando aparecería Júpiter en el cielo nocturno, así como la distancia recorrida y a qué velocidad.

Astronomía en Babilonia
                    Líneas 1-7 de la tablilla, fotografiadas bajo condiciones de luz diferentes

“Esta figura, un rectángulo con su lado superior inclinado, describe cómo la velocidad de Júpiter cambia durante su recorrido”, ha afirmado.

Astronomía en Babilonia
Dividiendo el trapezoide en dos fracciones de 30 días, cada una, que corresponden a 60 días de observación desde la primera aparición del planeta Júpiter

“Tenemos esta figura en la que un eje, el lado horizontal, representa el tiempo; el otro eje, el lado vertical, representa la velocidad.

“El cálculo del área de ese trapezoide nos proporciona la distancia recorrida por Júpiter a lo largo de su órbita”.

“Lo que lo hace tan especial es que este tipo de gráfico se desconocía en la antigüedad, ya que la representación de figuras que representan el movimiento de forma tan abstracta, confrontando tiempo y velocidad, es algo realmente muy muy reciente.”

El Profesor Ossendrijver ha añadido que existen pruebas de que los griegos emplearon métodos geométricos “más simplificados” que se centraban en las relaciones espaciales entre la Tierra y los planetas, más que en los conceptos de tiempo y velocidad, si bien no está del todo claro cuan común era esa técnica.

“Podría ser que hubiera una tablilla con información previa, elaborada por un genio, por un solo individuo, que ideara esta nueva forma de hacer Astronomía. Y que de hecho, también, sea éste un método muy aplicado por los diferentes eruditos. Lo desconocemos”.

Enlaces originales, bibliografía y webgrafía:

Imágenes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA