La Mujer Chamán de Ukok

Princess Ukok
Recreación del busto de la princesa siberiana

Os propongo hoy un artículo apasionante, que nos enumera los descubrimientos que la Radiología más avanzada ha permitido conocer sobre los últimos años de vida de una mujer chamán cuyo cuerpo fue enterrado en la Siberia de hace 2.500 años, quedando momificado bajo el permafrost* hasta el momento de su hallazgo en 1993.

Los resultados de los análisis llevados a cabo por el equipo médico y arqueológico son irrefutables, y se exponen junto con una serie de hipótesis que, como sucede con parte de la Historia del Mundo Antiguo y con Prehistoria, especialmente, son de difícil constatación, bien por falta de registro arqueológico, de fuentes escritas o de ambos. Unas hipótesis que tienen mucho que ver con el mundo de las creencias ancestrales, presentes en todas las culturas, que no podemos obviar y que la tradición oral ha transmitido de una generación a otra.

Al final del artículo encontrareis el enlace a la versión original. Espero que sea de vuestro agrado. 

Mummy’s MRI scan reveals 2,500-year-old Siberian princess died from acute breast cancer – and smoked cannabis to dull the pain

El escáner de imagen por resonancia magnética de la momia revela que una princesa siberiana de hace 2.500 años murió de un grave cáncer de mama, y que fumaba cannabis para aliviar el dolor

Por Will Stewart desde Moscú, 14 de Octubre de 2014, para MailOnLine

Traducción: A.

PALABRAS CLAVE [Notas de traducción]:

  • Permafrost: Vocablo inglés acuñado en 1943 por S. W. Muller [perma-, permanent, ‘permanente’, y frost, ‘escarcha’, ‘congelado] que define la capa de hielo permanente en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías o periglaciares, como es la Tundra, encontrándose además en las regiones circumpolares de Canadá, Alaska, Siberia, Noruega y Tíbet, y en varias islas del Océano Atlántico Sur como las Islas Georgias del Sur y las Islas Sandwich del Sur [fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Permafrost]
  • Etnia Pazyryk: Cultura de la Edad del Hierro, entre los siglos VI y III a.C, identificada por los restos humanos momificados y por los utensilios excavados que se encontraron bajo el permafrost siberiano en los Montes Altai y en los límites con Mongolia [fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Pazyryk_culture]
  • MRI: Imagen por Resonancia Magnética
Princess Ukok
Accediendo a la fosa, imagen de 1993
Ukok mummy MRI scan
Imagen del cuerpo momificado

Las imágenes de la momia obtenidas por Resonancia Magnética [MRI] revelan que la princesa siberiana de hace 2.500 años murió de un grave cáncer de mama y que fumaba cannabis para aliviar el dolor

  • La princesa fue preservada en hielo en una fosa excavada en los Montes Altai
  • Sus restos sugieren que a los veinte padeció cáncer de mama, durante cinco años
  • La causa de su muerte, sin embargo, pudo haberse debido a heridas por caída
  • Presentaba heridas que incluían dislocaciones articulares y fracturas craneales
  • Los expertos sugieren que el accidente se produjo durante la migración a un campamento de invierno
  • Se la enterró con cannabis, que pudo haber inhalado en vida
  • Sus visiones extásicas la habrían considerado como un ser elegido, necesario y crucial para el bien de la comunidad
Ukok mummy MRI scan
Escáner MRI Imagen I

El escáner MRI de la “princesa” siberiana momificada de 2.500 años de antigüedad ha revelado que falleció tras sufrir un grave cáncer de mama. Preservada en hielo en una fosa excavada en los Montes Altai, esta mujer, famosa por sus destacados tatuajes, consumía cannabis para aliviar los estragos de sus dolencias, como también han descubierto los expertos.

“El uso de drogas para sobrellevar su enfermedad pudo haberle provocado un ‘estado alterado de consciencia’, que llevaría a su linaje de la cultura Pazyryk a creer que se comunicaba con los espíritus”, ha publicado The Siberian Times.

princess Ukok
Ciervo tatuado, uno de los animales que exhibía en su piel
Her mummification was carried out with enormous care in a comparable manner to royals which is why her tattoos (illustrated) survived
Tatuajes, símbolos de distinción

Inhumada de su cámara funeraria bajo el permafrost en la Alta Meseta de Ukok en 1993, el análisis de sus restos evidenció de inmediato sofisticados tatuajes, de ‘gran calidad artística’, de criaturas fantásticas, mientras que en la tumba se encontraba, además, ropa y tocados, una bolsita con maquillaje y una provisión de cannabis, lo que permitió a los expertos hacerse una imagen fidedigna de su vida y de su apariencia. Sólo el enorme cuidado con el que se procedió a su momificación, comparable al de la realeza, ha permitido la conservación de sus tatuajes. Con independencia de la MRI, los académicos también concluyeron que era virgen, que había llevado una vida de ‘celibato’ autoimpuesto.

Ukok mummy MRI scan
Escáner MRI Imagen II

El escáner de alta tecnología realizado en Novosibirsk por los científicos rusos Andrey Letyagin y Andrey Savelov mostró que la ‘princesa’ había sufrido en su infancia o en su adolescencia de osteomielitis, una infección del hueso o de la médula ósea, y más tarde, de las heridas provocadas tras la caída de un caballo.

“Cuando tenía poco más de veinte años, enfermó de otra seria dolencia – cáncer de mama. La consumió entre grandes dolores, posiblemente durante unos cinco años”, según el resumen de los revolucionarios hallazgos de la catedrática de Arqueología Natalia Polosmak, la primera en encontrar estos excepcionales restos humanos.

“Durante el escaneado de las glándulas mamarias prestamos atención a su estructura asimétrica y la asimetría variable de la señal MR”, afirmó el Dr. Letyagin. “Estamos hablando de un tumor primario en la mama derecha y en los ganglios linfáticos del eje derecho, con metástasis. Las tres primeras vértebras dorsales mostraban un descenso estadísticamente significativo en la señal MR y distorsión de los contornos de la imagen, lo que puede indicar un proceso canceroso con metástasis”.

Ukok Mummy MRI scan -4- spine metastases- must credit Dr Andrey Letyagin-The Siberian Times, queries Will Stewart 007 985 998 94 00.jpg
Escáner MRI Imagen III, en rojo, la metástasis

El Dr. Letyagin concluía así: “Estoy lo bastante seguro del diagnóstico – tenía cáncer. Estaba enormemente demacrada. Considerando su alto rango social y la información que los científicos habían obtenido estudiando momias de la élite de los Pazyryk, no encuentro otra explicación para su estado. Sólo el cáncer podría tener un impacto tal”.

Sin embargo, la verdadera causa de su muerte pudo haberse debido a un factor secundario – posiblemente, una herida debido a una caída de la que habría sobrevivido, en un principio, pero que la habría postrado en cama. “Vemos las marcas de traumatismos que sufrió no mucho antes de su fallecimiento, traumatismos serios – articulaciones dislocadas, fracturas craneales. Heridas que por su aspecto pudo hacerse al caer desde altura”, afirmó.

“Sólo el cáncer podría tener un impacto así. Lo vemos claramente en el tumor en su mama derecha, visible es la lesión por metástasis del ganglio linfático y de la médula espinal… Tenía cáncer y la estaba matando”.

Ukok mummy MRI scan
Escáner MRI Imagen IV

La humanidad conoce el cáncer de mama desde el Antiguo Egipto, sin embargo, se piensa que ésta es la primera vez que un diagnóstico así se ha emitido sobre una mujer momificada de la antigüedad, cuyos restos se preservaron en el permafrost, congelados durante más de dos mil años.

El Dr. Letyagin pertenece al Instituto de Fisiología y de Fundamentos de la Medicina, el Dr. Savelov es adjunto del Laboratorio de Tomografía por Resonancia Magnética en el Centro de Tomografía Internacional, ambos bajo la Gerencia Siberiana de la Academia Rusa de la Ciencia Médica, ambos en Novosibirsk. Sus resultados fueron inicialmente publicados en la revista académica siberiana “Ciencia de Primera Mano” [Science First Hand].

Otros análisis – que incluían el examen de la última ingesta hallada en los estómagos de tres caballos enterrados en su tumba – permitieron a la Dra. Polosmak redactar un informe intrigante – como un viaje hacia el pasado – de los últimos meses de vida de esta mujer.

The remains were unearthed almost 20 years ago in the Ukok Plateau in Russia (pictured)
Localización geográfica de la Meseta de Ukok

“Cuando ella llegó al campamento de invierno de Ukok en Octubre, se encontraba en el cuarto estadio de la enfermedad”, escribió. “Sufría un dolor intenso y un fuerte envenenamiento, que le produjo la pérdida de fuerza física. En tales condiciones, pudo caer del caballo y sufrir graves heridas. Claramente cayó sobre el costado derecho, golpeándose sien, hombro y cadera. No se hirió la mano derecha porque ésta se encontraba pegada al cuerpo y, con probabilidad, ya inactiva por entonces.

Sin embargo, como demuestran los edemas que sus heridas produjeron, sobrevivió a la caída. Los antropólogos creen que sólo la migración al campamento de invierno habría llevado a estar mujer seriamente débil y enferma a montar a caballo. Más interesante aún es que los de su linaje no la dejaron morir allí ni la mataron, sino que la llevaron al campamento invernal”.

“Dicho de otra forma, ésto confirmó su importancia, y aunque se le haya denominado `princesa´, puede que – de hecho – fuera en realidad una mujer chamán”, ha informado The Siberian Times.

“Parece ser que tras llegar a la Meseta de Ukok quedó postrada”, dijo la Dra. Polosmak.

El patólogo cree que su cuerpo fue almacenado antes de los funerales durante no más de seis meses, lo más probable es que se tratara de dos a tres meses. Fue enterrada a mediados de Junio – de acuerdo con la última ingesta hallada en los estómagos de los caballos enterrados con ella. Los científicos creen que murió en Enero o incluso en Marzo, así que se mantuvo con vida tras la caída de tres a cinco meses, permaneciendo en cama todo ese tiempo.

Tattoed 2,500 year old Siberian princess 'to be reburied to stop her posthumous anger which causes floods and earthquakes'
Recreación de la fosa y de la vestimenta con la que fue enterrada

El académico dijo que se debería prestar “especial atención” al hecho de que posiblemente empleara analgésicos, con todas las consecuencias que ello suponía. En las culturas antiguas, de las que se conserva fuentes escritas, vino, hachís, opio, beleño, extractos de mandrágora, acónito y cáñamo de la India, eran empleados como tales.

Pruebas anteriores descubrieron un recipiente con cannabis en su cámara funeraria, por si pudiera necesitarla en el más allá.

“Es probable que para esta mujer enferma, inhalar cannabis fuera una verdadera necesidad”, ha afirmado la Dra.

Y que se encontrase en un continuo estado alterado de consciencia. Podemos insinuar que a través de ella los dioses y espíritus ancestrales podían hablar. Sus visiones extásicas le permitirían con toda probabilidad ser considerada un ser elegido, necesario y crucial en beneficio de la sociedad. Se la puede considerar la predilecta de los espíritus, querida hasta su último estertor.

Tattoed 2,500 year old Siberian princess 'to be reburied to stop her posthumous anger which causes floods and earthquakes'
Trajes femenino y masculino de la etnia Pazyryk

Es evidente que los chamanes podían a menudo adquirir sus poderes tras una enfermedad importante: una mujer podría estar debilitada físicamente pero ser capaz de desarrollar sus poderes de concentración y meditación, lo que explicaría el esmero con el que su gente se dispuso a cuidarla, no dejándola morir ni acelerar su muerte. Ayuda a comprender cómo se llevó a cabo su funeral en un estilo similar – aunque diferente – al de la realeza.

No fue enterrada junto a otras fosas familiares, sino en un montículo apartado, localizado en un espacio abierto y a la vista, lo que parece indicar que la mujer de Ukok no pertenecía a un linaje o familia concretos, pero que si estaba emparentada con todos los Pazyryks que vivían en ese punto fronterizo elevado, a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar. Es muestra de su celibato y status especial. Además, tres caballos fueron enterrados con ella. En un enterramiento normal, uno habría sido suficiente. En la cripta había un espejo excepcional de origen chino y enmarcado en madera. Así como semillas de coriandro, que únicamente se habían encontrado con anterioridad en los llamados “montículos reales”. Su momificación se llevó a cabo con sumo cuidado, comparable a las de la realeza.

Es significativo que en los Montes Altai se considere que sus poderes sobrenaturales siguen vigentes hasta nuestros días.

“Los ancianos votaron en Agosto volver a enterrar la momia de la doncella del hielo ‘para detener su ira, que trae inundaciones y terremotos'”, ha publicado The Siberian Times.

Conocida por los lugareños como Oochy – Bala, la convicción de que su presencia en la cámara funeraria había de “prohibir” la entrada al reino de los muertos. Al llevarse la momia, los ancianos sostienen que “la entrada permanece abierta”. Exigen que sea sacada del museo especialmente habilitado en la ciudad de Gorno – Altaisk, capital de la República de Altai, y vuelta a enterrar en lo alto de la Meseta de Ukok.

“En la actualidad, como hace tres mil años, honramos las sagradas creencias de nuestros antepasados”, ha comentado un anciano. “Seguimos practicando enterramientos de acuerdo con la tradición Escita. Pedimos respeto por nuestras tradiciones”.

  • Enlace original: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2792587/mri-scan-reveals-2-500-year-old-siberian-princess-died-acute-breast-cancer-smoked-cannabis-dull-pain.html
  • Todas las imágenes extraidas de: http://www.dailymail.co.uk/ y http://siberiantimes.com/home/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA