La Música de la Prehistoria: Los Sonidos del Arte Rupestre y Megalítico

Danzas de la Prehistoria
Guerreros danzando al ritmo de la música, Bushman Rock, Zimbawe

 

Sonido: Sensación o impresión producida en el oído por un conjunto de vibraciones que se propagan por un medio elástico, como el aire

Música: Arte de combinar los sonidos en una secuencia temporal atendiendo a las leyes de la armonía, la melodía y el ritmo, o de producirlos con instrumentos musicales

 

Fotografía de Andrés R2
                                  El chamán de la Cueva de la Serreta, Cieza, España

Introducción

La música ha acompañado al hombre desde el inicio de su existencia. Quizás empezara como una simple imitación de los sonidos que le rodeaban, que intentaría reproducir valiéndose para ello de todo tipo de instrumentos. Puede que intentara, incluso, dotar de cadencia y armonía al descubrimiento de su propia voz y de un lenguaje incipiente que resultaría determinante en el proceso de socialización. Si la música surgió como un aderezo que dotaría a las prácticas mágico – religiosas de un efecto de interiorización desconocido hasta ese momento, o como elemento dinamizador del trabajo colectivo y vehículo de expresión corporal ligado a la danza, es posible que nunca lo descubramos. 

En el artículo que os traigo a continuación, se expone una interesante teoría que pone en relación a la música con el arte rupestre. Algunos de vosotros la encontrareis apasionante, a otros, os resultará un absoluto sinsentido. Acertada o no, es otra prueba más de que todos los misterios que rodean las primeras etapas de la Humanidad siguen despertando y alimentando nuestra curiosidad, que, lejos de decrecer, aumenta más y más.

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, al no disponer de registro arqueológico alguno, como es el caso que nos ocupa, todas las informaciones relacionadas con la Prehistoria tienen un gran componente de especulación que, posiblemente, jamás lleguemos a constatar.

El artículo original, cuyo enlace encontrareis más abajo, se publicó en la sección de Ciencia de MailOnLine el pasado día 28, bajo el título ‘Did ‘spooky sounds’ prompt prehistoric art? Echoes resembling spirits’ calls may have inspired ancient paintings’, ‘¿Dieron sonidos espeluznantes lugar al arte prehistórico? Puede que los ecos que se asemejan a la llamada de los espíritus hayan inspirado tan antiguas pinturas’.

La traducción se ha completado con la inclusión de palabras clave para entender algunos pasajes del texto, y de un mayor número de fotografías respecto de la edición original.

Danza prehistórica
                                     Danzando al son de las notas

‘Did ‘spooky sounds’ prompt prehistoric art? Echoes resembling spirits’ calls may have inspired ancient paintings’ 

¿’Dieron ‘sonidos espeluznantes’ lugar al arte prehistórico? Puede que los ecos que se asemejan a la llamada de los espíritus hayan inspirado tan antiguas pinturas’

Traducción: A.

El Dr. Steven Waller cree que las ondas sonoras rebotando en las paredes de las cuevas podrían haber sido interpretadas como voces por nuestros ancestros. En su opinión, la reverberación fue también interpretada como el trueno, inspirando representaciones de “dioses del trueno con pezuñas” vistos como animales prehistóricos 

Las mediciones acústicas de los yacimientos de arte rupestre muestran su relación con ecos de gran intensidad. El Dr. Waller cree que Stonehenge, en Wiltshire, y otros monumentos megalíticos pueden guardar relación con los efectos cautivadores de patrones de interferencia sonora [*]

Por: Sarah Griffiths para MailOnLine, 28.10.2014

Es posible que las pinturas en cuevas prehistóricas, las manifestaciones artísticas en cortados y las estructuras como Stonehenge fueran inspiradas por `sonidos espeluznantes´, ha afirmado un científico. El Dr. Steven Waller cree que las ondas sonoras que se reflejaban en la cara de un barranco, o en la pared de una cueva, pudieron haber sido interpretadas por nuestros ancestros como voces que les llamaban desde las entrañas de la roca. Ha empleado mediciones acústicas a fin de mostrar la relación entre yacimientos prehistóricos en roca y fuertes ecos.

Bisontes de Altamira
                                `Dioses del Trueno´de la Cueva de Altamira, España

El Dr. Waller, que reside en la localidad californiana de La Mesa, ha estudiado la arqueología acústica por todo el mundo, y opina que el eco de unas palmadas podría sonar parecido al ruido de cascos [pezuñas] o a un rebaño de animales en estampida.

“Muchas culturas antiguas atribuían el trueno en el cielo a `dioses del trueno con pezuñas´, tiene sentido que la reverberación en el interior de las cuevas se interpretase como el trueno y les inspirara las pinturas de esos mismos dioses en sus paredes. Esta teoría se sustenta en mediciones acústicas, que muestra una relación estadísticamente significativa entre los yacimientos de arte rupestre y los lugares con la reflexión sonora más acusada”, ha comentado.

Bisontes de Lascaux
                                 `Dioses del Trueno´de la Cueva de Lascaux, Francia

En una conferencia durante el encuentro anual de la Sociedad de Acústica de América, en Indianápolis, el Dr. Waller dijo que Stonehenge y otros yacimientos megalíticos puede que estén relacionados con los efectos hipnotizantes de los patrones de interferencia sonora, lo que, en su opinión, puede haber influido en la posición de los bloques de piedra de Stonehenge.

Para probar su teoría, reprodujo una misma nota monótona en dos flautas diferentes, en campo abierto. “Las zonas en silencio, de inhibición de ondas sonoras dañinas, en las que la compresión [**] de una flauta inhibía la rarefacción [**] de la otra, producía en sujetos con los ojos vendados la ilusión de un anillo gigantesco de rocas o `pilares´ que proyectaban imágenes acústicas”, afirmó.

Ha explicado que, incluso hoy en día, los sonidos puede ser utilizado para alterar la percepción que una persona tiene del mundo en presencia de aquéllos e inducir ilusiones que son incompatibles con la realidad científica. Un fenómeno que el Dr. Waller considera que posee interesantes aplicaciones prácticas en materia de realidad virtual y de efectos especiales en contenidos de entretenimiento.

“El sonido, que es invisible y presenta propiedades complejas, puede fácilmente llevarnos a percepciones acústicas de lo sobrenatural”, sostiene, “lo que plantea una pregunta más general: ¿bajo qué otras percepciones vivimos, que son debidas a fenómenos que estamos malinterpretando?”

Stonehenge
                       Complejo megalítico de Stonehenge, Wiltshire, Inglaterra

Volviendo a Stonehenge, un estudio publicado en el pasado mes de Marzo considera que sus bloques de piedra pudieron haber sido “tocados” como un xilófono gigantesco. Los investigadores pasaron meses golpeando fragmentos líticos sobre un millar de diferentes tipos de roca y grabando el sonido que producían. En su mayoría, un tenue sonido sordo; por el contrario, las llamadas rocas azules de las Colinas de Preseli en Gales del Sur – de donde se cree proceden los enormes monolitos – “cantan” cuando se las golpea. Sus excepcionales cualidades acústicas puede que expliquen por qué el hombre del Neolítico acarreó esos bloques a más de 300 kilómetros de la Llanura de Salisbury, Wiltshire, hace más de 4.000 años, para construir Stonehenge. Quizás, también, arroje luz sobre su disposición circular, con la que el sonido resuena entre los bloques cuando éstos son “tocados”.

Las sorprendentes conclusiones fueron resultado de un estudio realizado más por especialistas del Royal College of Art más que por arqueólogos. Les permitieron el acceso al monumento de Stonehenge para tocar las estructuras como un gigantesco xilófono, confirmando que los bloques producían una variedad de sonidos metálicos similares a campanas, gongs y tambores de hojalata.

Paul Deveraux, quien junto con Jon Wozencroftfrom llevó el estudio a cabo, ha dicho que “lo único que hasta ahora no se ha considerado es que el sonido puede haber sido un factor importante. Descubrimos un paisaje sonoro digno de mención, en el que cierto número de bloques producían los sonidos anteriormente descritos cuando se les golpeaba manualmente con pequeños percutores. Hemos tenido con nosotros percusionistas que han sido capaces de extraer auténticas melodías de los bloques. Ésto es música rock de verdad”.

No sería lógico finalizar un artículo como éste, en el que la música es protagonista, sin eso precisamente, música. En este vídeo titulado ‘Concierto en las Profundidades de la Tierra’, Silverio Cavia, alma mater de neønymus, interpreta dos temas contenidos en su álbum homónimo, titulados ‘Ecos de la Prehistoria’ y ‘El Fin del Neandertal’, en el Nivel II de la Mina Esperanza, en Olmos de Atapuerca. Silverio se vale de su voz, de instrumentos electrónicos y de útiles en hueso para recrear el sonido de tiempos remotos. Una mente maravillosa que verdaderamente está en otro plano y que con su música nos transporta a otra realidad. Para más información sobre su trabajo, visitad su página: http://www.neonymus.com

 

Palabras clave:

Longitud de Onda: Es la distancia que una perturbación recorre en un medio [aire, agua] en un ciclo de onda completo. Dado que una onda repite su patrón una vez en cada ciclo, entendemos por longitud de onda la longitud de los patrones que se repiten, es decir, la longitud de una onda completa. A diferencia de las ondas transversales, que presentan picos, las ondas longitudinales repiten un patrón de compresiones y rarefacciones, por lo que la longitud de onda se cuantifica como la distancia de una compresión o de una rarefacción a la siguiente, según corresponda

[*]Interferencia sonora: En física, la interferencia es un fenómeno en el que dos o más ondas se superponen para formar una onda resultante de mayor o menor amplitud. El efecto de interferencia puede ser observado en cualquier tipo de onda: luz, radio, sonido, ondas en la superficie del agua…

[**]Compresión y rarefacciónLa vibración de un “tenedor” convenientemente ajustado es capaz de crear una onda longitudinal. Sus dientes, al vibrar, empujan las partículas de aire adyacentes. El movimiento de un diente hacia adelante empuja las moléculas de aire horizontalmente, a la derecha, mientras que la retracción, hacia atrás, del diente origina una zona de baja presión que permite que las partículas de aire se muevan hacia la izquierda, tal y como vemos en la imagen

Como consecuencia del movimiento longitudinal de las partículas de aire, hay zonas en las que dichas partículas se agrupan, se comprimen, y otras en las que se dispersan. A estas zonas se las conoce como compresiones y rarefacciones, respectivamente. Las compresiones son zonas de alta presión atmosférica mientras que las rarefacciones son zonas de baja presión atmosférica. El diagrama a continuación muestra una onda sonora creada por un tenedor en vibración que se propaga por el aire en un canal abierto, con sus compresiones y rarefacciones.

Artículo original:

  • http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2811163/Did-spooky-sounds-prompt-prehistoric-paintings-Echoes-resembling-spirits-calls-inspired-ancient-artists.html

Webs consultadas:

  1. http://museodealtamira.mcu.es/
  2. http://www.lascaux.culture.fr/
  3. http://www.monografias.com/trabajos29/musica/musica.shtml
  4. http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_prehist%C3%B3rico
  5. http://www.physicsclassroom.com/class/sound/u11l1c.cfm

Galería de imágenes:

  1. http://www.flickr.com/photos/babasteve/5563393/
  2. Curso Arte Rupestre en el Arco Mediterráneo de la Península Ibérica, fotografía de A.
  3. http://i.ytimg.com/vi/j5_dM_dx0KE/hqdefault.jpg
  4. http://www.visitacantabria.com
  5. https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?
  6. http://media02.hongkiat.com/awe-inspiring_landmarks/Stonehenge-England-travel-photography.jpg
  7. http://www.physicsclassroom.com/class/sound/u11l1c.cfm
  8. http://www.physicsclassroom.com/class/sound/u11l1c.cfm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA