Las Torres Vigía de Carlos I: La Torre de la Mano Horadada

“Es muy poco afable, más bien avaro que liberal, por lo que no es muy querido; no demuestra ser ambicioso de Estado, pero tiene gran ambición de combatir, y desea mucho encontrarse en una jornada de guerra; demuestra también tener gran deseo de hacer la empresa contra los infieles”

Embajador veneciano Contarini, sobre la personalidad del Emperador Carlos  

Continúa leyendo Las Torres Vigía de Carlos I: La Torre de la Mano Horadada

Ocassum: Constantinopolis, 1453 Anno Domini. La Caída de Constantinopla

    • Creo que conoce muy bien esta imagen
    • Si.– Apreté con fuerza mi vela- ¿Imprimió usted el libro? ¿Cuántos existen?
    • Mis monjes imprimieron algunos, y yo he continuado su obra– me dijo en voz baja, mientras contemplaba la xilografía-. Casi he cumplido mi ambición de imprimir mil cuatrocientos cincuenta y tres ejemplares, pero poco a poco, para tener tiempo de distribuirlos en el curso de mis desplazamientos ¿Le dice algo ese número?
    • Si– contesté al cabo de un momento-. Es el año de la caída de Constantinopla
    • Imaginaba que se daría cuenta– me dijo con una amarga sonrisa-. Es la peor fecha de la Historia
    • A mí me parece que hay muchas más que se disputan ese honor– dije, pero él estaba negando con la gran cabeza que se alzaba sobre sus grandes hombros
    • No– dijo. Levantó la vela, y a su luz vi que sus ojos brillaban, rojos en las profundidades de sus cuencas como los de un lobo, llenos de odio   

Continúa leyendo Ocassum: Constantinopolis, 1453 Anno Domini. La Caída de Constantinopla