Ordalía

Ordalía.  Procedente del bajo Latín, el Diccionario de Real Academia Española define ordalía como una prueba ritual que se empleaba en la Europa del Medievo y en ciertas sociedades a fin de averiguar la inocencia o la culpabilidad de un acusado.

Ordalía
                                                   Fuego y Brasas

Una de las ordalías más conocidas es el llamado Juicio de Dios, por la cual el denunciado era sometido a pruebas relacionadas bien con el fuego – sujetar hierros candentes o caminar sobre brasas con los pies descalzos -, bien con el agua – sufriendo inmersiones prolongadas.

Ordalía
                                    “The Ducking Stool”, C. S. Reinhart

Sin embargo, el origen de la ordalía se remonta al II Milenio a.C. En la cultura babilónica, durante la III Dinastía (1570 – 1157 a.C.), la de los Casitas, tribus de montañeses procedentes de los Montes Zagros, en el Irán actual, el culto al dios Éufrates consideraba determinante el resultado de la ordalía, “la prueba del agua”, por la que los acusados eran arrojados a las aguas del río. La divinidad hablaba a través de las mismas: los inocentes, sobrevivían, los culpables, ahogados perecían. Así se atestigua en el Código de Hammurabi, un corpus legis o compendio jurídico desarrollado en Mesopotamia, plasmado sobre una estela de piedra mediante escritura cuneiforme, que se conserva en el Museo del Louvre, en París.

Ordalía
                                         Código de Hammurabi

 

Bibliografía y webgrafía:

  • VAZQUEZ HOYS, Ana María “Historia del Mundo Antiguo (Próximo Oriente y Egipto)”, Editorial Sanz y Torres, Madrid 2007 (p. 126)
  • dle.rae.es
  • en.wikipedia.org/Ordeal

Imágenes:

Los Hijos de las Flores de Shanidar

Hijos de las Flores de Shanidar
                                                            Cueva de Shanidar

Hace poco más de veinticuatro horas que se ha publicado una noticia en Phys.org y Archaeology.org, que a continuación os traduzco, sobre unas excavaciones que se iniciaron en la Cueva de Shanidar, en Iraq, en los años 50 y que han sido retomadas en la actualidad.

Unos trabajos que en aquélla época intentaron poner en relación la presencia de acúmulos de polen en su suelo con los ritos funerarios practicados por Neandertal hace 60.000 años, dirigidos por la especialista francesa Josette Leroi-Gourhan.

Pese a su insigne apellido, no he podido encontrar información alguna sobre esta señora. Gracias a Javier López y a Adrián Álvarez Vena, que me han informado al respecto, por ellos he sabido que se trata de Arlette Leroi-Gourhan, la esposa de André Leroi-Gourhan, tal y como esta referencia bibliográfica nos muestra:
Leroi-Gourhan, Arl., 1961a. Analyse pollinique de la grotte de Shanidar, INQUA, VIth Congress, p. 141-143 Leroi-Gourhan, Arl., 1968b. Le Néanderthalien IV de Shanidar, Bulletin de la Société Préhistorique Française, t. 65, fasc. 3, p. 79-83.

Josette podría ser, bien un apodo, bien un error tipográfico en el artículo original.

En el mismo, en absoluto se hace mención del antropólogo Ralph Solecki, del equipo de la Universidad de Columbia y de los ayudantes kurdos que, según la página oficial del Museo Smithsonian, excavaron los huesos fosilizados de los esqueletos correspondientes a ocho adultos y a dos niños, enterramientos que presentaban una cronología entre 65.000 y 35.000 años.

De igual manera, en la reseña que Smithsonian dedicó a esta cuestión en 2010 tampoco se hace referencia a Josette Leroi-Gourhan. Desconozco el motivo de tales omisiones. Pese a todo ello, dado que en lo fundamental el contenido es idéntico, he considerado interesante dedicarle este artículo.      Continúa leyendo Los Hijos de las Flores de Shanidar